La OCDE acierta con Getting Skills Right: Spain

AFEMCUAL ha asistido a la presentación del informe Getting Skills Right: Spain elaborado por la OCDE y que ha sido dado a conocer esta mañana en Madrid. El informe pone de manifiesto que la polarización de la demanda de competencias es mucho más intensa en España que en otros de la OCDE, porque una parte importante de los puestos de trabajo demandan niveles de educación o muy bajos o muy altos.

En ese sentido, la OCDE señala que las políticas adoptadas en los últimos años empiezan a dar frutos, destacando de forma evidente la modernización y aceptación social de la FP y la aparición progresiva del nuevo modelo de FP dual, que ha empezado a mostrar signos positivos en el indicador de abandono educativo temprano, que ha disminuido en línea con los objetivos marcados en Europa 2020.

La FP dual no solo mejora el cumplimiento de los programas educativos, sino que resuelve otro problema grave del mercado laboral español que es el desempleo juvenil, facilitando a las empresas, sobre todo las Pymes, la creación de profesionales cualificados adaptados a sus procesos de trabajo y características, a la vez que se equipara a las personas con mayores niveles de competencias para afrontar los desafíos de la digitalización y la globalización.

En AFEMCUAL coincidimos con la preocupación mostrada por la OCDE por el colectivo de los "ninis", uno de los grupos más vulnerables, junto a los desempleados de larga duración y los adultos con bajos niveles de competencias. En ese sentido, luchar contra el abandono educativo temprano, y avanzar en la mejora de la calidad del sistema educativo en su conjunto puede ser un potente instrumento para atender las necesidades de los demás colectivos. Hay que hacer un mayor esfuerzo de coordinación, sobre todo con las Comunidades autónomas, para garantizar que en España se pueda pasar de un modelo educativo tradicional al aprendizaje a lo largo de la vida, impulsando nuevos modelos de formación para adultos, y promoviendo un uso y reconocimiento más eficiente de las competencias en el trabajo.

En el acto se pasó revista, de acuerdo con la OCDE, a las actuaciones desarrolladas por el gobierno con los agentes sociales para adaptar la oferta de competencias a la demanda, como el portal nacional de empleo, también las políticas destinadas a ayudar a los desempleados de larga duración, el modelo dual actualizado de formación basada en el trabajo y la introducción de reformas en el sistema de formación profesional. 

En cuanto a los retos que se tienen que abordar, en AFEMCUAL consideramos que el desempeño de los adultos españoles en competencias de comprensión lectora y matemáticas básicas es uno de los más bajos si se compara con el resto de los países de la OCDE. Esto no puede servir de base para el esfuerzo de recualificación que habrá que iniciar para adaptar la población laboral a las exigencias de las tecnologías disruptivas de la cuarta revolución industrial. Hay que concentrar esfuerzos en lo que es prioritario, atendiendo también a los titulados universitarios, que aún aportando un rendimiento académico superior al promedio nacional obtienen puntuaciones medias más bajas en competencias de lecto-escritura de su grupo de homólogos en los países de la OCDE.

Por ello, en AFEMCUAL consideramos prioritario adaptar la oferta de competencias a la demanda. Para ello, la formación para el empleo que se financia con fondos públicos se debe orientar básicamente a  las competencias más demandadas. Destacar en ese sentido, el plan de formación continua lanzado por el Ministerio en competencias digitales como un acierto, que va en esta línea de adaptación a las competencias del tejido productivo.

La OCDE destacó en este informe que a pesar del elevado y persistente desempleo, en comparación con otros países, España invierte relativamente poco en sistemas de formación y ayuda a la búsqueda de empleo dirigidos a los desempleados. Los datos comparativos son abrumadores. Los empleados del servicio público de empleo español que trabajan cara al público están saturados, ya que a cada uno se le asignan 721 demandantes de empleo, cifra que contrasta con la inferior a 50 demandantes de empleo por trabajador de Alemania. El gobierno debe proseguir, según la OCDE, con sus planes dirigidos a introducir una herramienta de perfilado estadístico de competencias, apoyada en las nuevas tecnologías, para mejorar la actividad de orientación de los servicios públicos de empleo.

También se insiste en que se deben reducir las ayudas a la contratación,para dejar recursos disponibles para cubrir la oferta de formación necesaria y ayudar a superar las carencias de los demandantes de empleo en lo que a competencias se refiere, aparte de mejorar su empleabilidad a largo plazo. Para la OCDE, el nuevo cheque formación para desempleados debe emplearse en instituciones acreditadas y centrarse en las competencias que se demandan. Para incentivar económicamente oportunidades de formación continua vinculadas a las personas y no a los puestos de trabajo, España debería plantearse asociar la Cuenta Formación a un sistema de cheques que permita mejorar las competencias y reciclarse según evolucione la demanda de competencias. Finalmente, se podría ofrecer un mayor número de créditos de formación por aquellas competencias y actividades profesionales que escaseen.

AFEMCUAL está de acuerdo en que la mejora de la empleabilidad de los adultos se ve reducida como consecuencia de un nivel bajo de competencias básicas, y se agrava cuando las opciones de aprendizaje son reducidas y no están bien enfocadas hacia el tejido productivo. De ese modo, aún cuando existe abundante formación para adultos, y además gratuita en competencias básicas, las tasas de participación son muy bajas. La OCDE lo tiene claro. España debería plantearse aumentar la flexibilidad de la oferta formativa para adultos en competencias básicas, con miras a promover una mayor participación.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Febrero trae malas noticias para el mercado laboral

Mercado laboral en enero: ¿Cambio de ciclo?

Algunas consideraciones respecto a la evolución del mercado laboral en mayo