La influencia de la FP en el abandono escolar temprano en Europa

La influencia de los programas y medidas de formación profesional sobre el abandono escolar temprano ha sido objeto de una Nota técnica de CEDEFOP que acaba de ser publicada y a la que se refiere este post de AFEMCUAL. 

No cabe duda que la tendencia a la reducción de la tasa de fracaso escolar en toda Europa es un fenómeno positivo que ha supuesto que en 2014 dicho indicador se sitúe apenas 1 punto porcentual por encima del objetivo fijado en Europa 2020. CEDEFOP ha estudiado 300 diferentes iniciativas pertenecientes a 36 países europeos obteniendo evidencias de 44 de ellas. Este bajo resultado lleva a CEDEFOP a destacar que los aspectos relativos a la evaluación de políticas deben ser promovidos para mejorar el diseño de las mismas. 

Con todo, se han podido identificar cinco condiciones en las medidas y políticas analizadas que apuntan al éxito.

En primer lugar, el liderazgo y compromiso de los responsables políticos a lo largo del tiempo resulta fundamental para la sostenibilidad de las buenas prácticas. Varios ejemplos, como el Programa Acción Local para los Jóvenes de Luxemburgo que comenzó en 1984, el programa de orientación vocacional de Alemania (Berufsorientierungsprogram) que comenzó como un piloto en 2008, o las escuelas de segunda oportunidad de Francia E2C que empezaron a funcionar en 1997, permiten concluir que lleva tiempo evaluar las iniciativas locales y sobre todo, su traslación al ámbito estatal haciendo que las autoridades encargadas de la ejecución se concentren en los problemas reales a atender.

En segundo lugar, la disponibilidad de evidencias sobre aquello que funciona es clave para un avance sistemático a la transferencia de buenas prácticas. La información sobre las políticas aparece tan importante como la construcción de las necesarias capacidades para gestionarlas. CEDEFOP destaca que en Francia, por ejemplo, uno de los retos en la lucha contra el abandono escolar temprano ha sido la coexistencia de un gran número de medidas locales con escasa relación entre ellas. Para ello, se creó un sistema de monitoreo que permitía detectar los abandonos tempranos sobre todo en aquellos ámbitos en los que la FP podría servir de estímulo. La consecuencia es que el sistema de monitoreo no se aplica solamente en la actualidad a la FP sino que se ha convertido en un sistema integral que apunta a la colaboración institucional en todos los niveles del sistema educativo y formativo.

En tercer lugar, los agentes del cambio, que son aquellos que tienen capacidad para incorporar los cambios, tanto en los proveedores de educación y formación, como en las ONG, los centros de orientación y otras iniciativas. Por ejemplo, los tutores en el sistema austríaco de aprendizaje adoptan este papel de agentes del cambio ya que no solo asesoran a los jóvenes sino también a las empresas sobre su participación en el modelo; los coordinadores de la Caravana de Retención danesa atraen y retienen en el sistema educativo a los jóvenes de las minorías étnicas hacia programas de formación profesional. También son agentes de cambio porque guían a los jóvenes a utilizar metodologías innovadoras de aprendizaje.

En cuarto, las comunidades de experiencia, encargadas de alcanzar una comprensión conjunta de lo que funciona, un prerrequisito de cualquier proyecto o medida. CEDEFOP menciona al respecto el proyecto Espairs de la zona francófona de Bélgica que entre 2012 y 2014 ayudó a 42 escuelas a focalizar la formación sobre las necesidades de sus educadores con medidas para motivarlos. O los consejeros QuABB de Heseen en Alemania, que comparten sus experiencias con numerosos stakeholders participando en reuniones, intercambios y actividades periódicas a nivel estatal.

En quinto, se destaca la autonomía que permite contextualizar las actividades de éxito. Los responsables políticos han otorgado a los proveedores de educación y formación y a otros stakeholders autonomía para desarrollar su propia aproximación, basándose en orientaciones ya existentes y métodos previamente evaluados. A su vez, se espera de los mismos que cumplan con requisitos de información que aseguran que las mejores prácticas se realizan y están disponibles para otros. Ejemplos de ello son los centros de orientación del Irish Youthreach, los centros del Estonian Pathfinder, los centros de orientación de Dinamarca orientados a la calidad en sus procedimientos o las escuelas de segunda oportunidad de Francia que han adoptado una carta de principios para dirigir sus actividades de auditoria.

Todo esto produce un notable aprendizaje internacional que permite hacer frente a los retos que están por venir. Aunque el contexto socioeconómico es distinto de unos países a otros, lo que conlleva roles diferentes a los agentes económicos y sociales, los servicios de empleo, los formadores y educadores, sin embargo tales diferenciales son cruciales para el éxito o fracaso de las medidas dirigidas a luchar contra el abandono escolar temprano. Los modelos de gobernanza por ello varían y tratan de dar respuesta a las circunstancias específicas de los distintos países.


Comentarios

Entradas populares de este blog

El apoyo de AFEMCUAL al Manifiesto por la Economía Creativa para el desarrollo sostenible

Análisis de la evolución del mercado laboral en agosto

Plan de aprendizaje a lo largo de la vida: una magnífica iniciativa