La importancia de los certificados de profesionalidad

En los últimos años, los certificados de profesionalidad han adquirido una importancia creciente dentro del sistema de formación profesional, y en concreto, en el ámbito de la formación para el empleo.

Al estar referidos sus contenidos a las cualificaciones del Catálogo, los certificados no sólo aportan una formación de calidad y adaptada al tejido productivo, sino que constituyen una vía eficaz para hacer viable el principio del aprendizaje permanente, a la vez que se facilita la inserción en el mercado laboral.

Este último aspecto ha sido destacado por el secretario de estado de empleo, Juan Pablo Riesgo al señalar en el acto de presentación del Informe “Estrategia de competencias de la OCDE: Construyendo una estrategia de competencias eficaz para España”que el 65% de los trabajadores que han optado a un certificado de profesionalidad ha logrado insertarse en el mercado laboral.
AFEMCUAL considera que los certificados han demostrado ser un poderoso instrumento para reforzar las competencias de trabajadores y desempleados, a la vez que se fomenta el crecimiento del empleo.

Los certificados de profesionalidad han tenido distintas etapas a lo largo de su existencia. En la actualidad, y gracias a las cualificaciones profesionales, han pasado a ser un elemento fundamental en la estrategia conjunta de la Administración General del Estado, las Comunidades Autónomas, los agentes sociales, expertos, empresas y sociedad civil para fomentar la mejora de la calidad de la formación y el empleo.

Se ha avanzado mucho pero es evidente que aún queda mucho por hacer para conseguir la aceptación social de los certificados. Buena prueba de ello son los millones de desempleados que buscan empleo y no tienen cualificación necesaria para encontrarlo e ignoran el potencial cualificador de los certificados. Por otra parte, muchos centros de formación siguen resistiendo la convergencia hacia los certificados, pensando que las necesidades del tejido productivo sen orientan por otras vías. La realidad es que los certificados sirven para generar capacidades relevantes que demanda y demandará el mercado, igualmente activan a los que poseen esas capacidades para participar activamente en el mercado de trabajo y, finalmente, hacer un uso efectivo de esas competencias.

AFEMCUAL defiende la implantación de los certificados, además, porque pueden aumentar la eficacia y la eficiencia de las políticas activas de empleo y, sobre todo, la mejora de la transición de los jóvenes del sistema educativo al mercado laboral en puestos de trabajo cada vez de mayor calidad.

Un ejemplo de la importancia de los certificados reside en su orientación hacia las nuevas tecnologías. Así, el Libro Blanco de la Economía Digital, presentado hace unos días, señala que desde ahora a 2017 se prevé que los contenidos digitales en España generen alrededor de 300.000 puestos de trabajo. Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son un elemento clave para promover una economía basada en la innovación, el aumento de la competitividad y la creación de empleo de calidad, que es el principal objetivo del Gobierno. La adquisición de los conocimientos técnicos tiene en los certificados de profesionalidad una referencia válida que conviene explorar en el ámbito de la formación para el empleo.

Por ello, AFEMCUAL valora de forma muy positiva la aprobación por el gobierno de una financiación para acciones formativas de 7,6 millones de euros relacionadas con las competencias tecnológicas y de otros 9 millones de euros destinados a un programa de formación e inserción laboral en tecnologías de la información y economía digital, dada la importancia que tienen estas competencias en el mercado laboral, y que, sin embargo, muchos trabajadores, en general, adolecen de las mismas.

Solo cabe esperar que las convocatorias de subvenciones anunciadas y vinculadas a las tecnologías de la información, lleguen cuanto antes, y que se utilicen los certificados y la formación modular que los conforma, como elementos clave del proceso.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Febrero trae malas noticias para el mercado laboral

Mercado laboral en enero: ¿Cambio de ciclo?

Algunas consideraciones respecto a la evolución del mercado laboral en mayo