La validación lucha contra la exclusión

La Conferencia de CEDEFOP celebrada en Tesalónica los días 28 y 29 de noviembre para estudiar cómo hacer visible el aprendizaje contó con más de 200 participantes, lo que confirma el interés por las cuestiones relacionadas con la validación de los aprendizajes formales y no formales, que son fundamentales para el futuro de Europa y la inclusión social.

Calleja, director de CEDEFOP señaló al respecto que “se necesita dar pasos pequeños pero consistentes hacia 2018 para poner en marcha la Recomendación del Consejo de 2012. La validación tiene valor añadido cuando el apoyo jurídico y legal aumenta y cuando los grupos más vulnerables de la sociedad se pueden beneficiar de este instrumento”.

Valor del aprendizaje

En su discurso de apetura, Mara Brugia, subdirectora de CEDEFOP señaló que el valor del aprendizaje “ y también sus resultados en términos de conocimientos, habilidades y competencias, cotiza alto en la agenda política europea actual”.

Y añadió al respecto “es fuera de la escuela donde la mayoría de la gente adquiere las capacidades más importantes para sus empleos. Esto es absolutamente cierto en la generación de más de 50 años. Formalmente, muchas de estas personas están poco capacitadas, pero han adquirido importantes competencias a lo largo de sus vidas”.

Por ello, “la validación es realmente lo que permite que todo lo aprendido sea visaible y anime a la gente a continuar aprendiendo, para alcanzar con ello una elevada autoestima”.

Brugia subrayó que en su trabajo sobre validación, CEDEFOP, siempre ha defendido una aproximación general “ y nuestro trabajo ha mostrado evidencias que los estados miembros de la UE que invierten lo máximo en la validación de las capacidades, el reconocimiento de las cualificaciones y la orientación profesional, son los que tienen entornos más inclusivos y mercados laborales más eficientes”.

Compromiso político

Ana Carla Pereira de la Comisión Europea, presentó el estado actual de la validación en Europa, notando que, aunque la validación ocupa un puesto alto en la agenda política europea, muchos países reportan una falta de compromiso político. Este debe ser el objetivo sobre el que actuar, señaló al respecto.

Ernesto Villalba, experto de CEDEFOP que organizó la conferencia, presentó los primeros resultados del inventario europeo de 2016. El inventario permite analizar el progreso de los acuerdos de validación de unos países a otros, desde un punto de vista temático, y trabaja con las orientaciones de validación.

De acuerdo con el inventario, se observa un creciente compromiso político, pero una menor participación de los agentes sociales y la sociedad civil. Los acuerdos sobre validación se dirigen desde el sistema educativo, y se necesita mas coordinación. También existe un mayor potencial para el uso de las ICT.

Los participantes en la conferencia discutieron en sesiones paralelas la validación para los inmigrantes, para los desempleados y colectivos en riesgo de exclusión, para las personas adultas con bajo nivel de competencias que trabajan, y surgieron nuevas ideas para ser llevadas a la práctica.

Asuntos difíciles

Una cuestión relevante planteada a los representantes de distintas organizaciones examinó asuntos complejos relativos a la confianza de los procesos, inmigrantes, coordinación, velocidad de actuación, empresarios, oportunidades para los desempleados, etc.

En sus palabras de cierre, Calleja señaló que “ en muchos estados miembros existe tempor a implementar la validación”.

De acuerdo con el director de CEDEFOP, la validación oscila entre la proliferación de información (la gente aprende en cualquier sitio, cualquier cosa y en cualquier momento del día) desde la aviación, que ha aumentado notablemente la motilidad, y por causa de la guerra, que han provocado desplazamientos de personas en numerosas zonas del mundo.

No se pueden ignorar las capacidades escondidas si queremos una Europa competitiva, añadió al respecto. En este proceso, los empresarios y los sindicatos deben ser vistos como partes implicadas en el mismo, y juntos, con los proveedores de formación y las autoridades, asegurar la máxima calidad del proceso y la confianza en el mismo.

Ir más allá

Calleja señaló las acciones a desarrollar: “Necesitamos alcanzar un punto crítico en el que la validación se integre en la sociedad; necesitamos creer que el aprendizaje a partir de cualquier fuente tiene un valor único; necesitamos compromiso político y legal para las acciones a desarrollar y hacerlo con un proceso transparente; necesitamos clarificar la relación entre las esferas pública y privada en el reconocimiento de las capacidades; también tenemos que hacer una amplia difusión del valor que tiene la validación entre los medios de comunicación y los orientadores profesionales; y finalmente necesitamos usar los marcos nacionales de cualificaciones para respaldar el proceso de validación y dar a la gente la posibilidad de acceder a la escalera de las cualificaciones.

Concluyó señalando que las acciones entre el presente y 2018 deberían sonar más alto que las palabras.


Traducción de AFEMCUAL( por su interés reproducimos la nota de la página web de CEDEFOP).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Febrero trae malas noticias para el mercado laboral

Mercado laboral en enero: ¿Cambio de ciclo?

Algunas consideraciones respecto a la evolución del mercado laboral en mayo