AFEMCUAL en defensa de la Formación Dual y la FCT

AFEMCUAL se hace eco de un informe reciente de expertos universitarios de empleo e inclusión social de la Universidad de Valencia, que constatan el fracaso de la FP Dual y recomiendan su supresión. En el informe se señala de forma explícita que el modelo de FP Dual en España es "fallido, precipitado, poco planificado y falto de control". Nos hacemos eco de esto en AFEMCUAL, y no podemos firmar nuestro acuerdo con esta posición tan extrema. El estudio se ha basado en encuestas a docentes en cerca de 500 centros de todo el país.

El equipo de expertos, liderado por el catedrático de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de Valencia, Fernando Marhuenda, recomienda rescatar y fomentar el anterior sistema de prácticas de formación en centros de trabajo –FCT– porque "ha demostrado que funciona perfectamente", como subraya el coordinador.

AFEMCUAL considera que la FCT puede y debe convivir con la Dual, porque se trata de técnicas distintas que lejos de complicar la situación, enriquecen la formación profesional. La incorporación de la Dual puede ayudar a muchos alumnos a adquirir cualificación en entornos reales de trabajo, lo que significa que el aprendizaje puede realizarse a partir de realizaciones y criterios profesionales, mientras que los contenidos y las capacidades necesarios se pueden adquirir en clase. En contra de lo que muchos piensan, la Dual no es una mera extensión temporal de la FCT, sino un concepto distinto, cualitativo y cuantitativo, que ha servido en otros países para movilizar y dinamizar el potencial de empleabilidad de la formación profesional.

La Dual, por otra parte, puede tropezar con las características del tejido productivo español, dominando por las pymes, pero en sus orígenes la FCT igualmente tuvo dificultades de implementación, y la colaboración con las cámaras o las organizaciones empresariales permitió aumentar el número de empresas participantes. Lejos de crear confusión en el sistema, como señalan los autores del informe, la Dual se ha convertido en una opción demandada por los estudiantes que goza de especial interés y atractivo porque muchos quieren aprender una ocupación en entornos reales de trabajo, y esa opción la permite la Dual. Si los resultados aun están lejos de los objetivos es porque los avances en la formación profesional dependen del diálogo y la concertación social, cuestiones que en los últimos años no han estado en la agenda gubernamental.

Coincidimos con los autores del informe que los datos recabados confirman que «antes de la crisis, las prácticas de FP contribuían con una elevada tasa de inserción en la formación, tendencia que fue revertida por el colapso financiero y no por deficiencias en el sistema de formación profesional». Aquellas prácticas, englobadas en el modelo denominado FCT mostraron un potencial importante en la inserción laboral de los estudiantes. En tales condiciones, señalan explícitamente “que no hacía ninguna falta cambiar ese modelo, a la vez que lamentan la falsa idea de que Dual equivale a un trabajo seguro". Una posición que contrasta con la visión de AFEMCUAL.

Estudios de estas características consideramos que deben ser bienvenidos para estimular el debate positivo sobre los procesos de aprendizaje y orientar las decisiones que los responsables educativos y de empleo puedan adoptar al respecto. Es cierto, como se destaca en el informe, que la Dual exige un mayor diálogo y complicidad entre las dos administraciones con competencias en la materia, siendo necesario apostar por el consenso y sintonía que existió entre el sistema educativo y el productivo en el lanzamiento de programas como la Garantía social, por ejemplo.

Los problemas administrativos asociados a la implementación de la Dual son otra cuestión que analizan los autores del estudio, al destacar que solamente cuatro Comunidades autónomas, Aragón, Castilla-León, Baleares y Euskadi, establecen la obligatoriedad de un contrato de remuneración al alumnado, e incluso alguna está valorando cambiarlo por una beca. Este es uno de los escollos más importantes de la Dual, que por estas características, lleva al profesorado a pensar en el alumnado como mano de obra barata, lo que ciertamente tiene poco que ver con la aplicación de la Dual en otros países. 

En contra de lo que plantean los autores del estudio, sobre si sería razonable frenar la implantación y hacerla desaparecer, en AFEMCUAL consideramos que es fundamental su mantenimiento y potenciación. Sus perspectivas de mejora de la empleabilidad y el éxito alcanzado en otros países auguran un posicionamiento futuro mucho más positivo. Mientras tanto, hay que continuar apostando por todo aquello que contribuya a reducir las abultadas cifras de paro juvenil, y la FP Dual es una de ellas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El apoyo de AFEMCUAL al Manifiesto por la Economía Creativa para el desarrollo sostenible

Análisis de la evolución del mercado laboral en agosto

Plan de aprendizaje a lo largo de la vida: una magnífica iniciativa