Análisis del mercado laboral en enero de 2016



El mes de enero de 2016 ha arrancado con mal pie. Un resultado que, por otra parte, viene siendo habitual en el comportamiento del paro registrado, dada la estacionalidad que presenta la variable durante el ejercicio. Por tanto, en años anteriores se ha observado este mismo resultado. Con los datos relativos a la afiliación a la seguridad social procedentes del Ministerio de Trabajo, AFEMCUAL constata que la afiliación media, un indicador de la tensión del empleo, desciende en 204.043 personas, reflejando el final de muchas actividades estacionales de la economía, de modo que habrá que esperar a los meses siguientes para constatar si la dinámica observada se mantiene o cambia de sentido.

El dato positivo es que en enero, sin embargo, el número de afiliados a la seguridad social en términos desestacionalizados aumentó nuevamente respecto a diciembre en 24.602 personas, y son ya 18 meses consecutivos de crecimiento, desde que comenzó la crisis. Se trata de un aumento destacado de la afiliación corregida de variaciones estacionales, que contabiliza la diferencia de días hábiles durante cada mes y, de otro, la tasa de variación anual de crecimiento de afiliados. Por tanto, este dato se puede considerar positivo, con independencia del fuerte descenso registrado en la afiliación antes mencionado.

Por otro lado, en términos interanuales, la creación de empleo, medida por la afiliación a la seguridad social, se mantiene a buen ritmo, con 529.045 empleos más, de modo que el sistema aumenta a un ritmo del 3,19%, un punto más que hace un año, y ya son dos años consecutivos de crecimiento interanual. Además, es la segunda vez, desde enero de 2008, que la seguridad social aumenta en términos interanuales durante el mes de enero.

El comportamiento del empleo se reduce entre las distintas actividades. En el sector servicios, durante enero, el comercio experimentó una reducción de 33.614 empleos, las actividades administrativas, 29.059 menos, y la hostelería destruyó empleo en otros 28.842 puestos, en buena medida por el final de la temporada navideña y la baja temporada turística. En la construcción también se redujo el empleo en 18.895 puestos y la industria, 12.203 menos. Las cifras reflejan descensos generalizados de la ocupación en todas las actividades durante el mes de enero con respecto a diciembre.

Sin embargo, con respecto al mes de enero del año pasado, el dato positivo es que todas las actividades de la economía han alcanzado más trabajadores que hace un año, excepto administración pública, que tiene un -1,37% menos, equivalente a 13.952 empleos, y las finanzas y los seguros, con un -0,43% menos de empleo. En términos interanuales, la hostelería, a pesar del descenso experimentado durante el mes de enero registra un aumento de la ocupación del 7,2%; si bien son las actividades inmobiliarias las más dinámicas en creación de empleo, con un 9,6% de cotizantes más que hace un año. La creación de empleo en información y comunicaciones también ha sido intensa, un 6,8% más.

Junto a los datos de afiliación a la seguridad social, los correspondientes al desempleo registrado en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal, confirman el mal inicio del año, con un aumento de 57.247, una cifra inferior a las 77.980 personas del mes de enero de 2015. Con este resultado, la cifra absoluta de desempleo se sitúa en 4,1 millones de personas.

Sin embargo, en términos de perspectiva histórica, el dato de enero de 2016 se puede valorar de forma positiva. Aunque enero es un mes en que el paro registrado siempre aumenta, el crecimiento de este año es el menor desde 2007. En promedio, en los últimos 8 años, el paro en enero había crecido alrededor de 135.955 personas. Además, si se tiene en cuenta el desempleo corregido de variaciones estacionales, se observa un descenso de 49.552 personas, que vuelve a mostrar el mejor dato de enero en la serie histórica y que mantiene un perfil continuo en descenso desde mayo de 2013.

En términos de variación interanual, el paro se ha reducido hasta el mes de enero 374.936 personas, un -8,28%, dos puntos más que en enero de 2015, la mayor caída interanual desde 1999. El paro entre los jóvenes menores de 25 años sigue descendiendo de forma intensa con una variación del -12,1% superior a la registrada entre los mayores de 25 años, que fue de un -7,93%. Igualmente, el paro se redujo con más intensidad entre los hombres, -11,5% que entre las mujeres, -5,4% en términos interanuales.

De manera similar a lo observado en los datos de afiliación a la seguridad social, el paro aumentó de forma muy intensa durante el mes de enero en los servicios, 67.129 personas más, así como en la agricultura, 3.905 personas. Por el contrario, en la industria, la construcción y el colectivo sin empleo anterior se observaron descensos del 827, 4.821 y 8.491, respectivamente. En términos interanuales, el descenso del paro en el sector de la construcción ha sido un -16,21% respecto a enero de 2015, en tanto que en la industria lo ha hecho en un -13,15%.

El paro bajó en enero en 2 Comunidades autónomas, Canarias (1.545) y Baleares (-811). Por contra, sube en las 15 restantes, con los aumentos más intensos en Andalucía (9.254) y Madrid (7.978). En términos interanuales el descenso del paro es generalizado con máximos superiores a un 10%, en La Rioja, Murcia, País Vasco, Aragón y Cataluña.

Por otra parte, el crecimiento de la contratación sigue dando muestras de dinamismo con 1.396.929 en enero que suponen un incremento del 2,13% respecto del mismo mes del año anterior.

La contratación indefinida, con un total de 125.612 contratos, también ha dado muestras de dinamismo, con un crecimiento del 4,4% sobre enero del año anterior y del 16,46% con relación a diciembre. En particular la contratación indefinida a tiempo completo crece incluso por encima de la media a nivel interanual, un 5,2%. No obstante, los contratos indefinidos suponen solo el 8,9% de los firmados.

Los contratos temporales, que descienden fuertemente en enero respecto a diciembre,-14,5%, aumentaron en enero un 1,9% respecto al mismo mes del año anterior. Destacar la dinámica distinta que experimentan los contratos en prácticas y la formación. En particular, el contrato de prácticas, con 6.811 en enero, aumentó un 17,3% con relación al mismo mes del año anterior; mientras que el de formación y aprendizaje con 5.322 contratos en enero que suponen un intenso descenso del 58,9% respecto del mismo mes del año anterior. Unos resultados que pueden estar relacionados con la aplicación de la Garantía Juvenil y que exigen una mayor atención.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Noviembre de 2018: el empleo modera su crecimiento anual

Congreso Eduketing en Valencia

Inteligencia artificial: Riesgo de automatización y potencial de empleo