Por su interés publicamos dos artículos del Foro Económico de Davos

¿Para cuáles de los empleos del futuro está usted más cualificado?

Rob Smith Formative Content

Un nuevo informe del Foro Económico de Davos y del Boston Consulting Group ha analizado 50 millones de ofertas de empleo online en Estados Unidos para intentar determinar cómo se debe preparar la gente para los puestos de trabajo del futuro.

El estudio destaca que el mercado laboral experimentará cambios muy acelerados en la próxima década, como consecuencia de la mayor automatización de los empleos, a resultas de la aplicación de las nuevas tecnologías disruptivas de la 4ª revolución industrial: inteligencia artificial o robótica.

Los trabajadores deberán adaptarse rápidamente también, y para ello tendrán que adquirir un amplio conjunto de competencias que los ayuden a sobrevivir en un mercado laboral que cambia de forma acelerada. Entre estas competencias se encuentran: solución de problemas, pensamiento crítico y creatividad, así como capacidad para desarrollar aprendizaje a lo largo de la vida.

El estudio, basado en los empleos actuales, el conjunto de competencias y conocimientos que se poseen y la capacidad para aprender a aprender, establece las trayectorias que se van a seguir desde los empleos que existen en la actualidad a los que se espera que vayan a existir en el futuro no muy lejano.

Estos empleos objetivo del futuro se evalúan en función de la similitud con los empleos actuales, teniendo en cuenta el número de oportunidades de puestos que se ofrecerán probablemente en el futuro.
Imagen: Foro Económico de Davos

Identificar ajustes futuros

Para evaluar la compatibilidad entre los distintos empleos, el estudio elabora unos “indicadores de similitud” que muestran la superposición entre educación, experiencia, formación, competencias y conocimientos como un valor numérico entre 0 y 1.

Los altos indicadores de similitud, se describen en el estudio como aquellos que obtienen 0,9 o más, en tanto que los menores indicadores se encuentran por debajo de 0,85.
Por citar un ejemplo, los programadores de ordenadores son juzgados por sus oportunidades de transición de buen ajuste a los empleos en el desarrollo de webs (0,92) pero no para los empleos que puedan existir de antropólogos (0,82).



Imagen: Foro Económico de Davos



¿Dónde están las oportunidades de empleo?
De acuerdo con el análisis realizado del mayor número de empleos posibles, los trabajadores de las cadenas de montaje son los que más se pueden ver afectados por la pérdida de sus empleos como consecuencia de la automatización. Sin embargo, tienen un total de 140.000 oportunidades de transición de buen ajuste, las más numerosas de todos los grupos de trabajadores.

De acuerdo con el estudio, los trabajadores que tienen menos oportunidades, alrededor de 5.000, son los fabricantes de instrumentos, los operadores de máquinas de procesos.

Los empleos de las mujeres probablemente se verán mucho más afectados por la automatización, a menos a corto plazo. De los 1,4 millones de empleos en EEUU que pueden desaparecer entre el presente y 2026, más de la mitad, el 57%, están ocupados por mujeres, un asunto al que se hace referencia en el Informe de la brecha de género del Foro de Davos de 2017.

Mientras que determinados empleos van a declinar en la mayoría de sectores analizados en el estudio, se espera un aumento neto de puestos de trabajo hacia 2026 en todas las industrias excepto producción, donde 360.000 empleos van a desaparecer.



Imagen: Foro Económico de Davos



En la familia profesional de educación, formación y documentación, por ejemplo, se espera que alrededor de 790.000 empleos serán creados hacia 2026, mientras que en el sector de salud lo serán en una magnitud superior de 2,3 millones de puestos. En general, el estudio predice que alrededor de 11 millones de empleos serán creados en EEUU en los próximos años.
En coincidencia con el estudio citado, el Foro publicó un informe complementario, Eight Futures of Work: Scenarios and Their Implications que imagina diversos escenarios para el futuro del empleo hacia el año 2030, y las implicaciones que ello tiene para las acciones que se deben realizar en el presente.